Crítica de Wrong Cops

wrong cops

Quentin Dupieux es ese cineasta colgado de la vida que hace unos años trajo a Sitges una cinta sobre un neumático asesino que se enamoraba de una chica en medio de un juego metalingüístico sin fin en la muy divertida Rubber. Con el tiempo se ha hecho un asiduo al festival y no son pocos los que se declaran seguidores acérrimos del cineasta.

Seguir leyendo…