Punk Rock Holiday 1.6 (Parte 2)

13765907_1227628547248892_5895097192779806705_o

Hace unos días publicamos la primera parte de nuestras vivencias en uno de los mejores festivales europeos, el Punk Rock Holiday. Os dejamos en stand by pero aquí tenéis el desenlace de nuestra crónica.

Durante la vuelta a la rutina, la organización del Punk Rock Holiday lanzó la primera ronda de 500 entradas para la siguiente edición a un precio reducido de 55 €. Ni el más previsor podría haber intuído que se acabarían en … ¡3 segundos! No es ninguna exageración, y así lo confirmaron los organizadores en las redes sociales. La nueva ronda de entradas empezó pasados esos segundos a un precio que rondaba los 80€. Se agotaron antes de que el servidor nos dejase acceder a la web, lo que dejaba a la venta tan sólo las entradas generales a 100€. Como podéis imaginar, éstas también se agotaron unas pocas horas antes de acabar el día. La buena promoción del festival y, sobretodo, el boca a boca han disparado la popularidad del festival pasando de meses a horas el lapso de tiempo para agotar entradas. A pesar de este éxito absoluto, la organización se ha reafirmado en mantener el número de entradas en 5.000, lo cuál celebramos.

Día 3

Esta vez procuramos que la comida no se alargase más de la cuenta y poder coger un buen sitio para The Decline. Ésta banda de Perth, Australia, toca por segundo año consecutivo en el festival y todo apunta a que les tendremos de gira de nuevo el verano que viene. El show se hizo corto y se dejaron muchos temas por tocar (¿¡por qué nunca tocarán You call this a Holiday!?) pero imaginamos que eso es buena señal. Todos sus álbums tuvieron aproximadamente el mismo share de concierto, con temas como The Evolution of Jesus Jackson, Excuse Me o I Don’t Believe. Esperamos poderlos ver pronto de nuevo.

Ser el primer grupo del Main Stage no es sencillo, pero si eres un grupo de folk empiezas con ventaja. Y así es como Rumjacks encendió la tarde, con un show que no fue nada del otro mundo pero reanimo a más de uno en el cuarto día de festival. Deez Nuts es una de ésas bandas que nada entre diversos géneros y que suele tenerlo complicado en festivales de este tipo, donde el punk es el claro vencedor. Pero hay que reconocer su música tiene gancho y disponen de una legión de seguidores bastante sólida. El himno Band of Brothers dio el punto y final a su show, con una invasión de escenario incluída.

The Flatliners tomaron el relevo. Es una banda que sigo desde mis inicios en este mundillo y el interés en la cual he ido perdiendo con el paso de los añosTodo lo contrario a lo que ha hecho su popularidad. Pese a haber dado un show de 10, echo de menos los toques ska-punk que les caracterizaban en los inicios y que parecen haber abandonado  ya. Como esperábamos, cerraron el telón con Eulogy.

Algo parecido me ocurre con Authority Zero, y es que han ido dejando a un lado los ritmos surferos para pasarse a un punk-rock más clásico. En este caso, esos orígenes siguen latentes en sus conciertos y pudimos disfrutar de canciones como Superbitch Over Seasons. Fue una actuación brillante, con Jason DeVore que estaba enérgico y que se atrevió a bajar su actuación al medio del pit durante un par de temas. Quizás uno de los mejores shows de todo el festival. Las fuerzas nos empezaron a flaquear y nuestra dosis de punk acabó para dar paso al último día de festival.

Día 4

5 días de festival no son fáciles de aguantar y las caras del público ya no reflejaban la misma frescura que el primer día. Pero lo mejor de todo es que ninguno de los que estábamos ahí teníamos ganas de irnos a casa. El último día de festival tenía acento sueco con No Fun at All y Millencollin como cabezas de cartel. Como antesala, los italianos NHS representaron el ska-punk de una manera muy digna con canciones políticas y muy pegadizas. Lejos de ser un género que me apasione, es un grupo que merece la escucha.

Muncie Girls están en auge y su último álbum, From Caplan To Belsize, está teniendo una enorme aceptación. En el Groezrock me dejaron muy fríos y necesitaba una segunda oportunidad aquí. A pesar de que me gustaron más que en el festival belga, aún tienen mucho por recorrer (y más aún teniendo en cuenta que es una banda muy joven). Las canciones suenan ligeramente más lentas en directo que en el álbum y creo que es algo que deberían mejorar. Esperemos que alguien las traiga por la península y poder disfrutarlos en sala.

La siguiente banda se trataba ni más ni menos que de los míticos Total Chaos. Reconozco que no tenía demasiadas expectativas respecto a ellos, pero nos dejaron a todos con la boca abierta. Parecer una banda simple a nivel técnico, pero lo cierto es que pueden dar mucho más de sí de lo que parece a primera vista. Rob Chaos, vocalista, se limitó a cumplir con el repertorio y Shawn Smash, a la guitarra, decoraba los temas de la banda con sus solos. Muchos curiosos entre los asistentes pero lo cierto es que pocos se atrevían a intervenir en el pit, altamente vacío. La potencia con la que saltaron al escenario y interpretaron temas como Riot City Complete Control me pareció honorable y fue una de las actuaciones que más disfruté del festival.

Para finalizar los 5 días de festival, nos esperaba el doblete sueco. No Fun At All demostraron que los años no pasan para ellos y que son capaces de desprender potencia por todos los poros. La banda es seguidora del festival en cuestión y se la veía como pez en el agua en un entorno tan próximo con el público. Otra de las actuaciones a destacar del festival. No podemos decir lo mismo con la última de las bandas: Millencollin. Si bien es cierto que se les ve un poco más enérgicos en el escenario que en anteriores ocasiones, acarrean unos problemas de sonido descomunales desde hace años. Hasta el punto que, a una distancia corta pero suficiente del escenario, no pudiese distinguir a primeras temas como Penguins and Polarbears, uno de sus pilares en los conciertos. Si la actuación que dieron en Barcelona hace unos meses fue en sí bastante decepcionante, ésta se llevó la palma.

Una vez finalizados los conciertos, el festival nos tenía preparado (como ya es costumbre) un karaoke en directo (de la mano de la banda eslovena Pigs Parlament) para ahogar las penas antes de tener que ir a dormir y lamentarnos por volver a casa.

Muchas gracias a la organización por darnos acceso al festival, una vez más, y esperamos ver a todos los amigos que hemos hecho en Eslovenia el verano que viene.

Nasvidenje!

acera de Dani Mora

Dani Mora ha escrito 8 posts.


Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*