Punk en el paraíso – Punk Rock Holiday 1.5 Parte 2

Seguimos con la segunda parte de la crónica de nuestra estancia en el Punk Rock Holiday 1.5. Podéis consultar la primera parte en este enlance.

Tercer día

Después de un buen baño en las congeladas aguas del río Socha, nos disponemos a ver a Siberian Meat Grinder en el escenario de la playa. Hace tiempo que los descubrí por casualidad y fue una suerte poderlos ver en el Punk Rock Holiday. ¿Cómo perderse un grupo de thrash metal ruso, con dos cantantes emmascarados? No habían sonado ni 2 quintas que ya habían unos cuantos seguidores con las caras tapadas batallando en el pit. Con tan sólo un par de EP’s se han ganado un hueco en la escena europea (liquidaron el merch en cuestión de minutos), con unas melodías muy cañeras a la vez que pegadizas, alimentadas de estilos desde el hardcore al rap. Habrá que seguirles la pista.

siberian

Siberian Meat Grinder

Muchos no conocíamos a John Coffey antes de que un vídeo de la banda se hiciese viral. Estamos hablando del clip en que que David Atcher, vocalista, consigue coger al vuelo y beber una cerveza lanzada a lo lejos en el festival Pukklepop de Bélgica. Pero la realidad es que John Coffey demostraron que valen mucho más que eso. David se encargó de amenizar un show en que la mayoría del público eran curiosos (recordemos que fueron una substitución de última hora). Bajó al público en repetidas ocasiones para organizar wall of deaths o cualquier virguería que se lo ocurriese en ese momento, consiguiendo que ése fuese uno de los shows más caóticos y divertidos del festival.

John Coffey

John Coffey

The Exploited fue uno de ésos shows que vas a ver más lo que han significado que por lo que realmente son, y admito que fue más decepcionante incluso de lo que esperaba. Wattie Buchan, líder del grupo, no parecía importarle demasiado haber sufrido un infarto en pleno directo hace tan sólo un año y estaba totalmente embriagado. Largos parones entre canción y canción, Wattie balbuceando palabras indescifrables y (almenos hizo algo bueno) expulsando a los que se quedaban encima de la tarima a bailar. No hubo sorpresas respecto al setlist (“Fuck the U.S.A”, “Beat the Bastards”  “Sex & Violence”, “I Believe in Anarchy”, etc.) y el show no pasó de mediocre.

Raised Fist repetían por segundo año consecutivo ofreciendo un show bastante más corto que el año pasado. Less Than Jake fueron los encargados de cerrar la noche. Quizás no sería el grupo que yo hubiese escogido como cabeza de cartel del día, pero lo cierto es que escoger un grupo de este tipo para headliner es una estrategia que funciona (como el año pasado hicieron Reel Big Fish) y convierten el final de la noche en una verdadera fiesta.

Less Than Jake

Less Than Jake

Cuarto día

El último día había que guardar fuerzas ya que se presentaba muy intenso. Darko, tan simpáticos y técnicos como siempre, salieron con ilusión y con perceptibles ganas de disfrutar. Muchos ingleses en el pit y fans de la banda que ya a primera hora de la tarde decidieron que ser la primera banda del Main Stage no debía ser un problema, creando una emotiva conexión entre el grupo y el público. Muchas ganas de tenerlos en Barcelona de nuevo, en tan sólo 2 semanas.

Darko

Darko

Otros entrañables personajes son F.O.D, esta vez sin su corista, que estaba de viaje, pero sustituido por un compañero que no lo hizo nada mal. Este grupo es una muestra bien clara de lo que significa tener pasión en lo que uno hace. Su gira peninsular les dejó tan buenos recuerdos que siguen recordándonolos en cada concierto, haciendo mención a la gente de Barcelona, Madrid y San Sebastián. Dear Grace, Welcome to The Show o el emotivo Carry On fueron ejemplos de lo que pudimos oír. Esperemos que vuelvan pronto para poderlos ver en sala.

F.O.D

F.O.D

La tarde parecía no poder ir mejor, pero nada más lejos de la realidad. Llegaba el momento que muchos estábamos esperando con mucha ilusión, el momento de ver a Adrenalized en el Main Stage del Punk Rock Holiday. Muchos sabrán mi debilidad por el grupo, motivo por el cúal considero que fue el mejor show de todo el festival. Fue muy emotivo ver cómo un concierto a las 20 de la tarde se convertía en una locura, en un pit rodeado de caras conocidas. Los que los conocíamos salimos agotados de allí y los que no, con una muy buena impresión. Hicieron un directo sobresaliente al que sólo le faltó un poco de interacción con el público (tiempo al tiempo).

El Main Stage se empezaba a convertir en un santuario del hardcore melódico, y Forus y Venera ayudarían a preparar el terreno para que Elvis Jackson fuese la antesala del colofón del festival: el retorno de Satanic Surfers a los escenarios. Rodrigo Alfaro, eurfórico, dirigió una frenética hora y cuarto de hardcore melódico. Un show que superó de lejos lo que pudimos ver en Groezrock y en el que … and the Cheese Meltdown y Armless Skater fueron el alpha y el omega.

Los que seguíamos, aún, con un ápice de fuerzas nos dirijimos a ya habitual karaoke en directo en el Beach Stage, donde pudimos cantar algunas canciones acompañados de una joven banda.

Valoración general

Para terminar la crónica me gustaría añadir algunos comentarios a nivel global, cosas a destacar así como críticas. Cómo ya hemos comentado anteriormente, uno de los retos del festival es saber mantener su esencia o, en otras palabras, evitar su masificación. Teniendo en cuenta su ubicación y la fuerza del boca a boca, no es una tarea nada fácil. Concentrar el trio Flogging Molly, Anti-Flag y Against Me! la primera jornada provocó que ese día se colgase el sold out, y sensació de agobio tanto en el preshow como durante los últimos conciertos de día. Por otro lado, el resto de días se asemejaron más a lo que habíamos podido vivir el año anterior, con escasas aglomeraciones. Fue un error, desde mi punto de vista, concentrar tantos grupos grandes el primer día, pero la esencia del festival se ha conseguido conservar y vemos que la organización se lo toma muy en serio.

Orilla del río Socha

Orilla del río Socha

Hay que destacar también que, aunque el número de entradas parece haber sido el mismo este año, vemos más gente en los conciertos matutinos y de media tarde, lo cuál es muy positivo (vemos gente más comprometida). En la organización también hemos visto mejoras. Son ejemplos ellas: mejor trato a la prensa (el año pasado fue muy desastroso), más información al publico (ahora se entrega un dosier con horarios, mapa, etc. con la entrada) y la mejora del Beach Stage.

Es de agradecer también que se sigan conservando pequeños pero importantes detalles cómo el karaoke de la última noche o que los djs estén durante toda la noche.

No todo van a ser alagos, por supuesto. Hemos visto con preocupación como los precios (sobretodo de la bebida) se han disparado sin motivo aparente. Y uno de los peores cambios ha sido que se han dejado de organizar conciertos nocturnos en el Beach Stage (este año tan sólo hubo un show acústco el primer día), que tan buenos shows nos ofreció el año pasado: Authority Zero o Rebuke.

Con esto damos por acabada la crónica, no sin antes agradecer a la organización el duro trabajo realizado así como acreditarnos para el festival. También nuestro agradecimiento a todos los amigos con los que hemos compartido el festival, a los que hemos hecho en Tolmin y los que quedan por hacer. ¡Nos vemos el año que viene!

acera de Dani Mora

Dani Mora ha escrito 8 posts.


Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*