Groezrock 2015 – Día 2 @ Meerhout (Bélgica).

Esta es la crónica del segundo día de Groezrock, el festival de punk rock y hardcore más importante de Europa y al cuál no pudimos faltar este año. La crónica de la primera jornada la podéis encontrar aquí.

The Interrupters daba pie a mi segundo de día de festival y se puso al público europeo en el bolsillo en la que se trata de la primera visita de la banda al viejo continente. Estamos hablando de un grupo relativamente joven, con un sólo LP bajo el brazo y con el lanzamiento de otro próximamente, pero cuyos componentes llevan largas trayectorias en el mundo musical (todos habían tocado ya junto a Tim de Rancid en la banda “Tim Armstrong and Friends). Así que el escenario no es más que un lugar de recreo para ellos y lo demostraron a la perfección. Además de los temás de su homónimo pudimos oir dos nuevos temas ska “Babylon” y “Jenny Drinks”.

F.O.D fue de los shows más especiales: gran grupo y mejores personas. Se nota cuando un grupo ha venido a pasárselo bien y a disfrutar de la oportunidad. En los conciertos de Barcelona y de Donosti dejaron huella y se entabló tal conexión entre la banda y la gente de Barcelona que hasta hizo una mención especial en uno de sus discursos. Para los que no los conozcan, tocan un pop punk muy característico con letras muy del estilo de “Bouncing Souls” y recientemente han sacado su último álbum “Tricks of the trade”, del cuál pudimos escuchar temas como “Welcome to the show” o “The Soundtrack of my life”. Un show que no debéis perderos a los que vayáis al Punk Rock Holiday y sobretodo una actitud a seguir la de estos chicos.

 

Off With Their Heads

Un rato de la ultraviolencia de Nasty amenizó mi espera para ver a Off With Their Heads en el Main Stage. Muchas ganas de verlos y muchas expectativas que no quedaron defraudadas. A destacar “Start Walking”, “NightLife” y el desgarrador “Clear the Air” en la que Ryan (vocalista) se bajó al foso y surfeó las primeras filas. Esperemos que se dejen caer por alguna sala de Barcelona y poderlos ver más de cerca.

Los fundamentalistas del punk me echarán en cara haberme ido de Teenage Bottlerocket al tercer tema, pero quise ver cómo sonaba uno de los grupo hardcore del momento: Turnstile. Si no los habéis escuchado hacedlo. Una mezcla de estilos muy interesante con influencias de hasta los mismísimos Beastie Boys. Al llegar al “Back to Basics” me encontré la carpa hasta los topes y tuve que verlos desde fuera muy a mi pesar. Final apoteósico con “Death Grip” y, una vez más, invasión de escenario.

Otra de las bandas más esperadas fue la de los australianos Frenzal Rhomb, un grupo que nunca había tenido la oportunidad de ver. Nos ofrecieron sus temas más conocidos: “Bird Attack”, “Your mummy doesn’t know you are a nazi” o “50.000 cigarretes”, con un Lindsay McDougall con un vestido hortera de colores durante toda la actuación.

Tras un merecido descanso me dirigí a presenciar ver una actuación soberbia de Raised Fist, presentando su álbum From “The North”, que no sólo saben hacer hardcore sinó que son verdaderos acróbatas en el escenario. A diferencia de lo que pasaba en el público, donde seguidores suecos eran los pocos que parecían seguirles el rimo.

Good Riddance

Good Riddance volvía a dar caña en el Main Stage tal y como hicieron en 2012. Esta vez incluyeron temas de su nuevo álbum, “Peace in Our Time” y junto los clásicos que nunca deben faltar, como “Last Believer” o “Shadow of Defeat” que sonaron más potentes que nunca.

Bane no encabezaba el “Revenge Stage” pero la sensación era esa misma. Lleno hasta los topes y un público entregadísimo desde el primer momento (aún compitiendo con Satanic Surfers), quizás motivados por el rumor de que éste sería el último tour de la banda. Varios temas de su último álbum “Don’t Wait Up” pero sin descuidar las miticadas del calibre de “My Therapy” o “Swan Song”. Entre ellas discursos desde el puño y el corazón de Aaron Bedard sobre lo que significa para muchos de nosotros la música y sobre mantenerse auténtico. La guinda de la actuación fue el esperado “Can We Start Again?”.

Aún no conocer demasiado de ellos seguí las recomendaciones de mis compañeros y me dejé caer por Basement. Resultaba inimaginable para mí que un grupo a medio camino entre el post-rock y el post-hardcore pueda revolucionar de tal manera el Revenge Stage.

Otra de mis actuaciones favoritas del día fue Agnostic Front. Sabemos que ya tienen una edad y que Roger Miret ya no puede hacer las virguerías de antaño, pero todo se compensó por la brutalidad con la que sonaron. Un doble pedal que te llegaba al alma y una crudeza admirable para un grupo que lleva tantísimos años en escena. El setlist no fue ninguna sorpresa ya que llevan años haciendo el mismo: “For My Family”, “Take Me Back”, “Gotta Go”, “Crucified”, etc. Pero, ¿Cómo iba a ser un concierto de los de New York sinó? Sonaron nuevas como “Police Violence” entre mensajes de apoyo a los manifestantes de Baltimore. El concierto terminó con la cover de Ramones que el grupo lleva años haciendo. ¿Os la esperáis? Blitzkrieg Bop. Hay grupos menos recurrentes (y a mi opinión mejores), canciones menos “sobadas” e incluso temas propios de la banda que dan mil vueltas a éste y sigo sin entender porque siguen escogiéndola como broche para sus conciertos. De todas maneras, un 10 para Agnostic Front.

Refused

Millencollin calentó el ambiente a sus compatriotas con un show que no fue nada del otro mundo pero dió la talla. Fueron repasando temas de todos sus álbums mientras alternaban las lonas de sus portadas a sus espaldas. También de lo nuevo, como la genial “Sense & Sensibility” y acabando con “No Cigar” para dar paso al último concierto del festival: Refused.

El día anterior al inicio del festival unos cuantos afortunados pudieron disfrutar de la actuación casi sorpresa de Refused en una sala con capacidad para unas 200 personas. Y digo casi sorpresa ya que fueron anunciados como último grupo unas 3 o 4 horas antes de la actuación. Si el cartel del preshow de por sí ya me parecía interesante con Forus, We’re Wolves, Timeshares Off with Their Heads, Refused era el broche de oro. Esa noche, como hacía 3 años en el mismo escenario en su gira de reunión, los suecos cerraban el festival delante de miles de personas. Hicieron un buen homenaje a su tan icónico “The Shape of Punk To Come” (“Liberation Frequency”, “Refused Are Fucking Dead”) y rescataron algún tema del “Songs to Fan the Flames of Discontent”.  “New Noise” acabó llegando así como uno de los discursos anticapitalistas Dennys Lixzén, que fue tan aplaudido como abucheado. Adelantaron también 3 temas de su nuevo álbum, “Freedoom”, cómo el pegadizo “Elektra” con el que abrieron la actuación y que me dejaron un muy buen sabor de boca: no es nada nuevo pero suena a Refused. Un concierto que disfruté muchísimo más que el del 2012 y que mereció aguantar titánicamente hasta tan tarde, pero que estuvo falto de intensidad en algunas momentos.

Y otro año más y sin darnos cuenta, llegábamos al fin de la edición 2015, marcada esta vez por una afluencia mayor a los conciertos de los escenarios pequeños que frustraba muchas veces los intentos de ver a determinados grupos. La organización, como siempre, impecable y desde aquí les felicitamos y agradecemos por permitirnos estar allí otro año más.

Mención especial a Jan y Thomas por facilitarnos el trabajo y a todos mis amigos y amigas que hicieron esos días tan especiales.

¡Meerhout, nos vemos en 2016!

Por: Dani Mora.

Fotos por Javier Pérez.

acera de Dani Mora

Dani Mora ha escrito 8 posts.


Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*