Punk Rock Holiday: Crónica de un festival

Punk Rock Holiday

Fue por el 2011 cuando por primera vez oí hablar sobre el Punk Rock Holiday, concretamente en el en un cartel en el Groezrock. Un cartel con buenos grupos pero escasos en medio de la desconocida Eslovenia. Pero si algo han sabido explotar sus organizadores este año para llamar nuestra atención es mostrar la baza oculta del festival esloveno: su localización.

Cuando se atreven a afirmar que tienen la mejor localización de festival conocida es porque les sobran motivos para defenderlo: Tolmin, un pequeño y bucólico pueblo cerca de la frontera italiana, rodeado de montañas y de un río de aguas cristalinas (aunque bien frías). Se puede acampar en el bosque colindante al festival, con lo cuál no tienes que caminar más de 5 minutos para volver a tu tienda.

Vistas al río desde el Beach Stage

Vistas al río desde el Beach Stage

No nos encontramos ante un festival de grandes pretensiones y eso es lo que lo hace realmente especial. La organización no es milimétrica como podría ser la del Groezrock (las comparaciones son inevitables) pero lo fundamental funciona a la perfección: colas inexistentes para los baños y rápidas para la bebida y la comida (al igual que para las duchas), puntualidad de horarios, Aún así, hay cosas que deberían evitarse/mejorar de cara las siguientes ediciones: 3 horas de cola para las pulseras (para prensa afortunadamente no había que esperar), en la zona de prensa nadie sabía nada sobre las entrevistas que habíamos pedido para los grupos y los cambios de horario de los grupos no fueron anunciados en ninguna parte.

El primer día era de “warm up” pero aún así tuvimos la oportunidad de ver grupos de la talla de Evergreen Terrace o The Implants en el Beach Stage. Se trata del escenario pequeño de festival, al lado de la orilla del río y cubierto por una carpa. Un aspecto muy parecido al que podría ser un xiringuito de playa o una carpa de fiesta de barrio. El sonido no era el mejor del mundo pero se compensaba con la proximidad de los grupos al público. Una noche frenética, que acabó con baño en el río y con un dj set con temas de punk rock y hardcore hasta altas horas de la madrugada.

Nuestra rutina habitual era darnos un baño matutino en el río, patearnos el camino hasta el pueblo para hacer la compra y comer e ir a los conciertos. Los grupos pequeños empezaban pronto (sobre la 13) y por eso me perdí gran parte de ellos. Quizás para potenciar las bandas del escenario pequeño sería mejor empezar los conciertos un poco más tarde.

Primer día (05/06/2014)

El primer día era todo en el Main Stage. Un escenario no demasiado grande, con una pasarela elevada entre el grupo y el público dedicada exclusivamente al stage dive. Así que imaginad la que se liaría con grupos como H2O o Sick Of it All en los días siguientes. Adrenalized debían tocar los primeros pero a última hora cancelaron su gira. Una verdadera lástima y esperemos poderlos ver allí el año que viene.

Vistas del Main Stage

Vistas del Main Stage

Para empezar vimos a los Counterpunch, Night Birds (brutales!) y Gnarwolves. 3 grandes bandas que esperemos sigan petando fuerte en los próximos años. Si bien los stage dives eran más bien esporádicos y tan sólo éramos unos pocos curiosos entre el público, para Bane se empezó a animar la cosa. Un Aaron Debard muy enérgico que entonó los himnos habituales: “Can We Start Again?”, “Swan Song” o “My Therapy”.

Night Birds en el Main Stage

Night Birds en el Main Stage

Authority Zero hicieron su set list habitual rescatando tan sólo un par de temas de los primeros discos. Aunque el concierto fue bueno no puedo evitar lamentar que el grupo haya dejado de lado ese sonido tan característico de sus inicios. The Toasters calentó al público con una buena dosis de ska para lo que estaba por llegar: Lagwagon y NOFX. Lagwagon culminó con “May 16th“ un show sin sorpresas repasando todos sus temas: “Violins”, “Alien 8”, “After you my friend” y una versión de No Use For a Name en memoria del eterno Tony Sly.

Con un poco de retraso salieron al escenario NOFX. Fat Mike, con el pelo rojo y vaso en mano daría paso al recital de punk rock (empezando con el ya habitual “60 %”) y de humor al que nos tienen acostumbrados y que hizo enloquecer al público. El escenario se conviertió en una fiesta del stage dive en temas como “Linoleum” y Fat Mike centró sus bromas en la “Europa del Este” además de cebarse con un chico vestido de plátano en el público. Sonaron “Seeing double at the triple rock”, “Longest Line”, “Stickin’ in my eye”, “Murder the government”, “Bob”… En medio de uno de los temas un chico subió al escenario (no a la parte dedicada al stage dive, sinó a la zona donde estaba la banda) y fue empujado por un miembro del staff de la banda. El chico se rebotó y empezó una disputa en directo sobre el escenario en la que el espontáneo acabó derribado con violencia (y de manera muy gratuíta, tengo que admitir). Tales fueron los abucheos del público a lo que acababa de sucederse que el grupo tuvo que parar para disculparse. Un gran concierto que demuestra que NOFX sigue dando guerra y que tendremos a los de California por mucho tiempo. Ya pasadas la 1 de la madrugada nos dirijimos al Beach Stage donde podríamos disfrutar de un acústico de Authority Zero. Me duele admitir que disfruté más del acústico que del concierto de la tarde, ya que Jason DeVore se encargó de desempolvar temas como “Find your way” o incluso atreverse con un “Sink, Florida, Sink” de los Against Me!. Después una ración de ska con componentes de The Toasters y otra noche hasta la salida del sol para descansar de cara el segundo día.

Segundo día (06/06/2014)

Llegamos a tiempo para el último concierto del día en el Beach Stage: Wolf Down. Un grupo muy joven, con mucha potencia y con un discurso abiertamente antifacista, antisexista y anticapitalista que encandiló a los que estábamos allí. La vocalista del grupo pocos días después anunciaría que dejaba el grupo a través de las redes sociales. Así que estuvimos ante una de las últimas ocasiones de verlos con esa formación.

August Burns Red en el Main Stage

August Burns Red en el Main Stage

Tiempo para los grupos del Main Stage, empezando con August Burns Red y su metalcore cristiano. Un grupo que nunca me había llamado demasiado la atención pero que consiguió ganarse a los pocos punk rockers que los habíamos acudido a ver. Destacar el momentazo en el que su vocalista cede el sitio al público para una versión metalera de “Linoleum”.

The Real Mckenzies en el Main Stage

The Real Mckenzies en el Main Stage

Old Firm Casuals cancelaron, por lo que se adelantó el concierto de The Real Mckenzies (no fue anunciado, así que más de uno se los debió perder). Paul Mckenzies estuvo pletórico, como siempre, en el escenario y consiguió meterse en el bolsillo a todo el festival. El setlist no fue muy diferente al que llevan tocando en los últimos años, ni tampoco los momentos estelares de Paul enseñando sus genitales a media Eslovenia. Tocando 15 minutos más de lo permitido a petición popular y por la cancelación de Old Firm Casuals, darían pasó a unos grandes del hardcore: H2O. Podré haber visto al grupo de Toby Morse miles de veces pero nunca dejaran de cansarme. 45 minutos que parecieron 10. “Nothing to Prove”, “Thicker than Water”, “Guilty by Association”, “One Life One Chance” y stage dives sin cesar. Culminaron la actuación con su particular “What Happened?” en la que colaboró Lou Koller y su correspondiente invasión de escenario.

"Stagediving at your own risk”

“Stagediving at your own risk”

Otros de New York serían los encargados de finalizar el segundo día del Punk Rock Holiday: Sick of it All. 28 años a las espaldas y entregados sobre el escenario como si fuese el primer día. Festival de circle pits, mosh pits, el clásico Wall of Death para “Braveheart” + “Scratch the Surface” y los himnos “Uprising Nation”, “Let Go”, “Built to Last”, “Us vs Them” o el “Step Down” acompañado de una invasión de escenario con el que el grupo se despidió.

Un poco de fiesta en el Beach Stage y a por el tercer día.

Tercer día (07/08/2014)

Llegamos al último grupo del Beach Stage otra vez. Pese a que debían ser los In Other Climes quién estuviesen tocando, Rebuke pidió el cambio al escenario pequeño para estar más cerca del público. Éstos tuvieron un público entregado y fiel que bailó todas sus canciones, además de un espontáneo desnudo que saltó en el primer tema. In Other Climes era esta vez el grupo de metal que tenía esa difícil tarea de ganarse un público generalmente amante del punk rock, ska y del hardcore. Ganas no les faltaron pero poco pudieron hacer frenter a los pocos asistentes que nos acercamos a esas horas.

Rebuke en el Beach Stage

Rebuke en el Beach Stage

Siguieron en el Main Stage los The Go Set, los representantes del folk punk del día. Siguieron los SNFU. Un espectáculo en toda regla tanto si eres fan del grupo como si no y podría cualificar su excéntrico vocalista Mr. Chi Pig como el mejor frontman (y el más adorable a la vez que esperpéntico) de todo el festival. Siguieron los Raised Fist, que hicieron una buena actuación pero que en las 2 ocasiones que los he visto en directo no llegan a conseguir la potencia que podemos escuchar en sus álbums.

Imagen de previsualización de YouTube

Ese día acabaría con los Reel Big Fish. Qué decir de este grupo de ska-punk: un show que ha permanecido intacto durante un par de años pero que sigue siendo una gran fiesta. Antes de ir a dormir, una visita de nuevo al Beach Stage para un nuevo show de Rebuke y unos bailoteos al ritmo del punk rock.

Cuarto día (08/08/2014)

Y lo que parecía una larga semana estaba a punto de acabar. Nos encontramos ante el último día de festival y lo comenzamos con los esperados australianos Local Resident Failure en su primera visita europea. La fiel legión de fans del melódico nos congregamos allí y disfrutamos de un buen concierto. Los siguieron los Templeton Pek y los italianos Talco, rodeados de muchos compatriotas. La traca final la encabezó Leftöver Crack un grupo que hacía años que tenía pendiente de ver y que, por el gran número de camisestas de ellos en la multitud, no era yo el único. Con las banderas de Monster dobladas para mostrar su desacuerdo en la esponsorización de su actuación entonaron su ristra de himnos como “One Dead Cop”, “Gay Rude Boys Unite” o “Crack City Rockers” que los fans cantaron a pulmón. Y llegaba el momento de A Wilhelm Scream, una banda que se ha ganado a pulso estar en la cima. Nuno salió a por todas al escenario y el público enloqueció.

Imagen de previsualización de YouTube

Y llegó el triste pero ansiado momento: el fin de festival con Ignite. El grupo repasó sus éxitos centrándose principalmente en su más aclamado y último álbum Our Darkest Days (que tiene ya ni más ni menos que 8 años!) y presentó una de sus nuevas canciones. Zoli no pudo explotar todo su potencial por dolencias en su espalda pero no defraudó. Entre tema y tema hizo uso de su dialecta habitual y pronunció discursos por la paz, contra el comunismo vivido en la zona, mensajes de optimismo (Positive Mental Attitude) así como referencias a su origen húngaro. Un emocionante final de concierto con “Live for Better Days” y “Veteran” clausuró el festival.

Pero aún nos quedaba el esperado karaoke en el Beach Stage donde un servidor se atrevió con ni más ni menos que Bro Hymn. Poco más aguantaron nuestras almas punkrockeras y hubo que admitir que esos días en el paraíso habían acabado. Esperemos poder estar de nuevo el año que viene en los bosques de Tolmin.

Texto y fotos por: Dani Mora

acera de Dani Mora

Dani Mora ha escrito 2 posts.


Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*