Crítica de X-Men: Días del futuro pasado

X-Men, Días del futuro pasado

Con el abandono por parte de Bryan Singer de una de las mejores sagas en lo que a adaptaciones cinematográficas del mundo del cómic se refiere, la de X-Men demostraba que sin uno de sus estiletes (el propio Singer, que a la par se estrellaba con la innecesaria Superman Returns) la pérdida de rumbo era inevitable. Primero con aquella terrible X-Men: La decisión final que ponía en manos de un más que cuestionable cineasta como Brett Ratner el futuro de una saga hasta el momento impoluta, y más tarde con una X-Men orígenes: Lobezno sencillamente infumable. Aunque el resurgir se daría con esa curiosa aportación realizada por Matthew Vaughn en X-Men: Primera generación, la llegada de ese intento por dejar atrás el desastre perpetrado por Gavin Hood en Lobezno inmortal no mejoraría en exceso las cosas, por lo que el retorno de un nombre como el de Singer a la saga parecía antojarse clave para obtener el rédito suficiente y enderezar un rumbo en el que Vaughn ya había puesto su granito de arena para hacernos olvidar el film de Rattner.

????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

El arranque de X-Men: Días del futuro pasado es sencillamente portentoso: el modo de situar al espectador en ese futuro poco menos que apocalíptico y totalmente desesperanzador a través de una secuencia de acción urdida como pocas, recostando su fuerza en esa negrura que ha embargado el universo donde ahora viven, sirve como perfecto prólogo y presentación a uno de esos títulos que bien podrían haberse perdido en un guión más centrado en otorgar importancia a las capas y distintas aristas de ese viaje (y sus consecuencias) realizado por Lobezno, pero en su lugar prefiere continuar ahondando (como ya acontecía en X-Men 2) en la naturaleza de esos mutantes y en las consecuencias de unos actos que bien podrían tener (de hecho, los tienen) repercusiones terribles.

Por suerte, la translación de un universo devastado y embargado por una oscuridad perenne a la década de los 70, fecha a la que se verá obligado a viajar el protagonista para intentar modificar esa situación futura, resulta óptima, y a partir de ese instante en el que Singer nos sitúa unos años después de donde nos había dejado Vaughn con su X-Men: Primera generación, las pinceladas de humor empiezan a darse cita (especialmente con la genial aparición de un Quicksilver prematuro) para compaginar a la perfección un tono en el que se mantiene en todo momento la trascendencia de ese asunto que ha llevado a Lobezno tantos años atrás en el tiempo. En ese sentido, el cineasta acierta al saber mantener un equilibrio y no sumergir el film en un constante toma y daca humorístico (como sucedía, por ejemplo, en Los vengadores) que sin duda habría perjudicado las intenciones de la propuesta.

????????????

Con secuencias de acción muy bien rodadas (a destacar, por cachonda, esa escena «slow motion» de Quicksilver en el Pentágono y, en especial, por su carácter oscuro, las que tienen lugar en ese futuro), una trama que sabe compensar muy bien su peso sin rendirse a los excesos, e incorporaciones como las de una Jennifer Lawrence a la que el papel de Mística le va como anillo al dedo, X-Men: Días del futuro pasado logra exactamente lo que cualquier aficionado a la saga hubiera esperado: devolvernos definitivamente a la senda adecuada en un film que además de ese objetivo posee sus propias ambiciones, y las refleja a la perfección en pantalla gracias al magnífico pulso de un cineasta que tras rodar incomprensiblemente Jack el caza gigantes parecía herido de gravedad, pero en este último episodio de su particular bastión logra resultados que muy pocos podrían superar, haciendo de esta nueva incursión en el mundo X-Men un entretenimiento perfectamente ejecutado que, por ahora, sólo supera la fabulosa X-Men 2, que no es poco.

X-Men, Días del futuro pasado (Quicksilver)

acera de Grandine

Rubén Collazos ha escrito 87 posts.


Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*