Crónica Groezrock 2013: día 2

Groezrock día 2

Groezrock día 2

Segundo día de festival cargado de nuevas e interesantes propuestas a las que ir a ver… en lo que nadie nos puso sobre aviso es lo que agotador que es ir a un festival de este calibre donde lo que ocurre es que ves los horarios y los quieres ver a todos. Pero eso no pudo suceder a causa de los solapamientos, y es que meter a ochenta y cuatro bandas en sólo dos días es lo que tiene, que algunas has de perdértelas.

Nothington

Nothington

No fue nuestro caso con Nothington, que tocaban a las tempranas 10:30 horas de la mañana. Los veníamos conociendo de hace poco tiempo pero poder ver en directo temazos como ‘The Escapist’ o ‘St. Andrews Fall’ hicieron nuestro el dicho popular: sarna con gusto no pica. Con las mismas nos mantuvimos en el mismo sitio para ver a Smoke Or Fire, que tampoco estuvierón nada mal. Sabedores del poco tiempo disponible para tocar apenas se dirigieron al público y no por falta de simpátia, sino porque quisieron interpretar el mayor número de temas posible, y eso fue de agradecer en sus también escasos treinta y cinco minutos.

The Flatliners

The Flatliners

Este segundo día ya empezó con un pensamiento rondándonos la mente, y es que parece ser que la mayor parte del tiempo del día la íbamos a pasar anclados en el Monster Stage (el escenario principal), esta vez para ver a The Flatliners. No debería sorprender porque, a pesar de tocar a la 13:25, ya había buen número de personas expectante para ver de nuevo a los canadienses. Su sonido no fue el mejor, especialmente la voz de Chris Cresswell, pero canciones como ‘Carry The Banner’, ‘Mother Teresa’, ‘Shithawks’, ‘Monumental’ o el cierre con ‘Count Your Bruises’ nos hicieron movernos igual.

Pure Love

Pure Love

Tocaba salir de esta carpa por un rato para ver, bastante intrigados a decir verdad, que traían preparados unos recientemente formados Pure Love. La nueva banda que militan Jim Carroll y Frank Carter (ex-cantante de Gallows) venía presentando su debut ‘Anthems’ en Etnies Stage, donde el stage diving estaba permitido, así que aprovechando esa cobertura tanto Frank como Jim dejaron más de lado el interpretar y cantar al dedillo sus canciones en favor de ofrecernos un concierto repleto de saltos hacía el público, llevándolos de un lado a otro en unas colchonetas que alguien traía previamente; puede que incluso estuviera preparado, pero si fué así a nadie nos importó lo más minímo. Se cerró un auténtico show y Frank Carter, con sus típicas maneras callejeras, acabo por decirnos: ‘Somos Pure Love, vuestra nueva banda favorita‘ (no tiene abuela el pelirrojo).

Strung out

Strung out

Dos combos muy buenos, cada uno en lo suyo, venían a continuación en el escenario principal. Y, los dos, veteranos: por un lado estuvieron Strung Out tocando unas pocas perlas como ‘Mind Of My Own’, ‘Bring Out Your Dead’, el subidón que siempre supone ‘Velvet Alley’ o el cierre con ‘Matchbook’. Mención aparte para el bigotazo que lucía Jason Cruz, su cantante, a lo Freddie Mercury.

Por otro lado estuvo Less than Jake, una de esas bandas que puedes ir a ver la conozcas o no, pues con su mezcla de ska punk melódico (que difícil es poner etiquetas…) te hacen bailar y saltar agusto. Más, si cabe, si no olvidan nunca interpretar ‘Look What Happened’, ‘The Science Of Selling You Short’ o ‘Goodbye Mr. Personality’.

Less than jake

Less than jake

Pesé a que queriamos ver a Sparta (nacida, junto a The Mars Volta, de la disgregación de At The Drive In) no pudo ser pues preferimos apostar por ir al Etnies Stage a ver a los norteamericanos Polar Bear Club, y es que ellos son una de las fuertes razones por las que nos movimos a Meerhout de nuevo. Orgullosamente acertamos en acercarnos a ver a Jimmy y compañia, pues dieron uno de los conciertos más enérgicos que recordamos de todo el fin de semana. A machete con ‘Living Saints’, ‘Screams in Caves’, ‘Pawner’,’Killin’ It’ o ‘Light Of The Local Eyes’, apenas pararon en alguna canción más tranquila para darnos tregua.

Polar Bear club

Polar Bear club

Último desplazamiento de escenario a escenario para ir al Monster Stage a ver las últimas actuaciones y gastar los pocos cartuchos de energías físicas que nos restaban a partes iguales; la primera con The Used. Estos chicos tenían un peso en el cartel del festi bastante infundado si atendemos a sus tablas sobre el escenario. Y no es que fueran horribles, o no fuera grato oir un puñado de canciones más que decentes (‘I Come Alive’, ‘The Taste Of Ink’, ‘Buried Myself Alive’, ‘Take It Away’ o ‘A Box Full Of Sharp Objects’). Me gusta la banda, pero creo que desde su debut no han vuelto a entregar un disco tan decente como ese, allá por el 2002, y desde entonces no me explico su gran popularidad o expectación por ver un show más bien regulero.

Los canadienses Billy Talent, que salieron continuación, sin embargo si supieron dar más juego a sus canciones y conjugar un set de canciones que se reparte correctamente entre sus cuatro discos, y de paso no olvidar ‘Dead Silence’, el que venían presentando (cayeron varias, como ‘Viking Death March’, ‘Love Was Still Around’, ‘Runnin’ Across The Tracks’ o ‘Surprise, Surprise’ hacía el final). Es lo bueno que tiene compensar… sino te gusta alguno de sus discos igualmente escucharás algunas que si te gusten, como pueden ser ‘Devil In A Midnight Mass’, ‘This Suffering’, ‘ Fallen Leaves’ ‘Devil On My Shoulder’, ‘Fallen Leaves’ o ‘Red Flag’. Entretenidos, amables y correctos.

Bad Religion

Bad Religion

Esto se acaba, pero al igual que ayer con Rise Against, aún quedaba el pelotazo final. Y este sí que cumplió con las expectativas de todos a pesar de venir con la falta de dos de tres guitarristas en el conjunto. Hablo de Bad Religion, quienes volvieron al festival tres años después de su última visita soltando toda su paleta de clásicos (‘New Dark Ages’, ‘Generator’, ‘Sinister Rouge’, ’21st Century Digital Boy’, ‘Punk rock Song’, ‘Suffer’, ‘You’, ‘American Jesus’).

Lo interesante recayó en que, además de los temas ineludibles, desgranaron agusto buena parte del nuevo disco que traían bajo el brazo como la homónima ‘True North’, el comienzo de actuación con ‘Past Is Dead’, ‘Fuck You’, ‘Robin Hood In Reverse’, ‘Vanity’ o el cierre con ‘Dept. Of False Hope’. Y no solo eso, a pesar de cumplir con su hora de actuación salieron a pasar con nosotros más de veinte minutos más de actuación y así poder tocar mayor volumen de canciones.

No hacen nada espectacular en directo, pero son Bad Religion y pueden hacer lo que quieran. Cuando el material es bueno y las ganas son las mismas siempre aciertas, y eso fué exáctamente lo que pudimos ver como broche final a un festival al que queremos repetir las veces que sean necesarias. Eso, y agradecer personalmente a la organización de Groezrock por portarse tan bien con nosotros con las entrevistas a musicos de diversas bandas que tocaron en el festival y, obviamente, por las acreditaciones brindadas a esta web.

¡Nos vemos el año que viene!

Crónica por Fco. Javier Pérez

acera de Javier Caulfield

Javier Caulfield ha escrito 2 posts.


Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*