Spring Breakers

Spring Breakers

En todos los festivales de cine, suele haber una película que no deja indiferente a nadie. No quiere decir que sea la mejor, pero sí la que consigue dejar sin palabras a unos y hace abuchear a otros. Es el caso, por ejemplo, de Spring Breakers, escogida como sesión sorpresa para cerrar el pasado Festival de Sitges, antes de los famosos maratones.

El film llegaba tras haber causado cierto revuelo en el Festival de Venecia y recibir una mayoría de críticas positivas. Sabiendo que su estreno para el gran público está previsto para la primavera del año que viene, era un regalo muy preciado para los espectadores de Sitges.

Spring Breakers es el último trabajo de Harmony Korine, cineasta de culto para muchos, especialmente por ser el guionista de Kids (1995) y Ken Park (2002), ambas dirigidas por Larry Clark. Korine es especialista en mostrar a una juventud americana alejada de lo que la ente más conservadora desearía. Spring Breakers no es una excepción. Cuatro jovencitas universitarias, cansadas de su pequeño pueblo, deciden atracar un restaurante para irse de vacaciones a la playa. La jugada les sale bien y aprovechan el spring break para montarse fiestas desenfrenadas, entre bikinis, alcohol y drogas, viviendo unos días de ensueño. O eso piensan. El sueño se rompe cuando las protagonistas se ven inmersas, de la mano de un gángster apodado Alien, en un mundo lleno de armas, sexo y crimen.

Las “inocentes” universitarias

Tampoco es un secreto que dos de esas cuatro jovencitas sean Selena Gomez y Vanessa Hudgens, hasta hace poco estrellas de la factoría Disney gracias a Los Magos de Waverly Place y a High School Musical. Y no hace falta negar que la curiosidad por ver a las actrices (y cantantes) haciendo algo tan diferente a sus angelicales y conservadores papeles anteriores, juega a favor de la película. Las otras dos protagonistas son Ashley Benson, también estrella adolescente de la televisión gracias a Pretty Little Liars, y la propia esposa de Harmony, Rachel Korine.

Pero pese a tener a estas cuatro mozas desfilando con poca ropa y bailado seductoramente durante casi todo el metraje, lo que más sorprende y llama la atención es la maravillosa interpretación de James Franco, metido en la piel de un traficante de drogas y armas, vestido de rapero y con dientes de oro. Con un personaje tan bizarro y pasado de vueltas, Franco consigue una de las mejores interpretaciones de su carrera.

Spring Breakers es un viaje de sensaciones a través de un torrente de imágenes en forma de videoclip. La fuerza y el poderío visual del film sustentan su aparente falta de argumento. El desfile intermitente de cuerpos femeninos en bikini bailando al son de la música se alterna con imágenes a cámara lenta y reflexiones profundas, convirtiendo el montaje en uno de los aspectos más destacables de la película. El mismo Korine ha definido su film como ‘un ataque de imágenes y sonidos, un poema pop’.

Alien (James Franco)

Spring Breakers puede pecar de carecer de un argumento clásico. En gran parte, es así, pero entre los personajes variopintos, las chicas en bikini y un sentido del humor peculiar, la película guarda una metáfora y una crítica en su interior. Spring Breakers apunta a rabiar a la doble moral americana, a la generación actual de jovencitas felices capaces de ir a la Iglesia con sus familias y mostrar una inocencia arrebatadora para, el mismo día, irse de fiesta desenfrenada con sus amigas, entre alcohol, drogas y sexo, intentando incorporar algo de emoción y aventura a sus vidas.

Es cierto que algunas fases de la película resultan repetitivas, y por ello, las reflexiones acaban siendo menos efectivas para el público, de ahí que pueda parecer un film más vacío de lo que en realidad es. Pese a esto, el aire a cine negro del desenlace, su irrebatible fuerza visual, y escenas inolvidables como la de James Franco cantando al piano Everytime de Britney Spears, convierten a Spring Breakers en una experiencia sensorial y cautivadora, que debe vivirse.

acera de Susana

Susana Cereijo ha escrito 1 posts.


Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 comentarios

  1. Muy bueno chicos, pero Rachel Korine es la esposa de Harmony no su hija.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*