God Bless America

God Bless America

Si arrancamos el festival de Sitges el pasado jueves 4, de una forma bastante floja (en comparación con otros años), y que el Viernes, exceptuando la tremenda obra de Leos Carax, “Holy Motors”, también había sido algo flojillo, por la noche optamos por asistir a una de las maratones nocturnas, y creedme cuando digo que es lo mejor que pudimos hacer, ya que nos deleitaron con la joyita que lleva por nombre “God Bless America”, de la que creemos que merece hacer una especial mención (saliendo de nuestra tónica habitual de resumir por día de festival). Una película cargada de humor negro, una inmensa crítica a la sociedad Norteamericana, y tiros, muchos tiros.

La película dirigida por Bobcat Goldthwait y protagonizada por Joel Murray y Tara Lynne Barr, nos pone en la piel de Frank Murdch (intepretado por Murray), un vendedor de seguros, que está cansado de ver como poco a poco la sociedad Americana se ha ido degenerando, como se han perdido toda clase de valores y todo se limita a ser maleducado, a burlarse de gente con problemas mentales, a gritarse, a insultarse, cansado de como la cultura pop, internet, la radio y los reality shows, entre otros, influyen en la población, en como se ha perdido el hábito de hablar de algo personal, algo profundo, para dar paso a un mundo en que simplemente se lee un blog y se recita íntegramente al día siguiente.

Por si esto no fuera poco,su ex mujer Alison (Melinda Page Hamilton) tiene la custodia de su hija pequeña Ava (Mackenzie Brooke Smith), quien se ha convertido en la típica niña malcriada y consentida, dado que su madre no impone respeto y cede ante todo lo que la pequeña le exige. Además, es despedido de su compañía de seguros, al ser acusado de acoso sexual a una compañera, cuando simplemente trataba de ser simpático. Ya para finalizar, si todos los problemas que le están causando una inmensa depresión a Frank fueran pocos, su médico le diagnostica un tumor cerebral inoperable

Los dos protagonistas de la peli

Ante tal panorama, Frank opta por suicidarse, pero cuando está a punto de hacerlo, se percata en la tele de un Reality Show, en la que Chloe (Maddie Hasson), la adolescente protagonista, no para de gritar e insultar a sus padres por haberle regalado un Lexus para su cumpleaños en vez de un Cadillac como ella quería. Si bien esto no debería afectarle, llama por teléfono para oír por última vez la voz de su hija, pero contra todo pronostico, se encuentra con un panorama similar al del reality, y es cuando decide hacer justicia, y matar a Chloe, una clara personificación de todo aquello contra lo que protesta Frank.

Nuestro protagonista, Frank

 Así que, tras averiguar gracias al propio reality dónde vive Chloe, se planta en su escuela, y la mata (primero intenta hacer estallar el coche, pero fracasa, por lo que finalmente opta por volarle la cabeza). Es entonces cuando Frank, decide retomar el suicidio, ya que no tiene nada que perder, y más con un crimen en las espaldas, pero nuevamente no lo hace, ya que en este caso, Roxanne “Roxy” Harmon (Tara Lynne Barr), quién había presenciado el asesinato de la adolescente, presiona a Frank para que se suicide delante de ella.

Este será el inicio de la curiosa relación entre nuestros dos protagonistas, quienes acuerdan matar juntos a la gente que se lo merezca, como los padres de Chloe, un presentador de TV que no hace mas que humillar a la gente, y un largo etc, hasta llegar al desenlace de la película que, en esta ocasión no contaré, y sugeriré que la veáis, y juzguéis por vosotros mismos, que os encariñéis, os riáis u odiéis a Frank y Roxy, y si queréis, nos lo contáis.

Nota: 8/10

acera de roberto

ha escrito 671 posts.


Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*