Anti-Flag – The General Strike

Ha llovido mucho desde el genial Die for the Government de hace ya 15 años, pero, aunque muchos se empeñen en creer lo contrario, no han cambiado mucho las cosas para Anti-Flag ni en su música ni en su mensaje político. Si con su anterior The People or the gun recuperaron su vena más hardcore punk cañera, con éste disco han recuperado su capacidad para crear temas redondos, pues han parido un disco que si bien no llega a la altura de sus clásicos, contiene algunos temazos que muy probablemente les hará caer en mi top del año que empieza.

 

Pero aunque su música actual no diste mucho de la de sus inicios no sería justo decir que la carrera discográfica de Anti-Flag ha sido tan monótona y repetitiva como la de Pennywise o Bad Religion, puesto que han demostrado varias veces su inquietud musical, ahí estan álbumes como esa colección de himnos punkrock que es Terror State, o ese más experimental Bright Lights of America, donde nos sorprendieron introduciendo hasta violines y trompetas en sus composiciones.

Entrando ya en el album que nos ocupa, voy a hacer un pequeño análisis algo superficial de cada uno de los temas:

La primera pista “Controlled Oposition” es un misil tierra-aire de puro hardcore punk, que con sus escasos 20 segundos de duración supone más una declaración de intenciones que otra cosa.

The Neoliberal Anthem” es el típico himno punkrock made in Anti-Flag, con un intermedio lento al estilo que puso de moda en su día AFI y que hace que te emocione más la vuelta del estribillo que lo que podría conseguir el mejor de los solos de guitarra.

1915” el tema adelanto del album. Un tema redondo de punkrock, con la peculiaridad de que tiene una especie de intermedio que progresivamente va subiendo de tono y cuando te esperas que vuelva el estribillo, se acaba la canción. La verdad que se agradece que a veces te sorprendan y no que se anden usando siempre la misma fórmula, y más en un estilo tan limitado como éste.

This is the new Sound” empieza con un tremendo ritmo de bajo y unos coros la mar de pegadizos (los típicos pero efectivos“wohows”) y se convierte probablemente en uno de los mejores (sino el mejor) tema del álbum, un tema que no puede faltar en sus futuros conciertos.

Bullshit Opportunist” es un puñetazo de puro hardcore punk, como de costumbre con un estribillo para corear con el puño en alto, por si alguien se atreviera a pensar que ésta gente ya no saben repartir cera.

The Ranks of the masses rising”, así como Broken Bones, para alguien que no conozca mucho su discografía serían dos temas redondos, pero a mí me suena demasiado a refrito de temas anteriores suyos. Aún así si los condenara por esto tendría que fusilar al 99% de los grupos que llevan tiempo haciendo punk.

Turn a Blind eye Compositivamente no sería uno de los puntos álgidos del álbum. Es agresiva y efectiva, pero para mi gusto una buena balada ayudaría a darle más fluidez al álbum, que llegados a éste punto ya empieza a pecar de repetitivo.

I Don’t wanna” es un buen tema que se sale un poco de los esquemas compositivos de anti-flag pero que no pasará a la historia como uno de sus mejores temas, aunque eso no quita que si viniera firmado por casi cualquier otro grupo de la hornada de los 90’s podría convertirse en un clásico. En cambio aquí suena a relleno.

Nothing recedes like Progress” empieza con un audio que no logro identificar pero que se agradece algo de producción para hacer más digerible un álbum ausente de baladas ni medios tiempos. Además el tema contiene un final tremendo, con esa frase de “No rest for the weekend never sleep” a mí por lo menos me pone palote y me dan ganas de poguear y romperlo todo, pero bueno, eso quizás ya es demasiado subjetivo XD.

En “Resist” básicamente cogen la estrofa hardcore del primer tema y le ponen un estribillo. Francamente no me he leído las letras para saber si es una continuación del tema o un recurso muy cutre, prefiero pensar que es la primera opción.

The Ghosts of Alexandria” un riff fiestero nos da la bienvenida y la despedida con el estribillo de “it’s not over” queda de lujo. Otra vez usan el efectivo recurso de repetir una misma frase al final para terminar la canción, logrando probablemente que hasta media hora después de haberse terminado el disco continues tarareando la canción y no sepas por qué.

En definitiva, Anti-Flag se mantienen como uno de los grupos de punk más efectivos y originales que nos qudan aunque empiezan a mostrar claros síntomas de estancamiento lo que hace que, si bien no se puede hablar de un mal disco sí que se nota a mitad del mismo un bajón compositivo considerable a pesar de su corta duración. Ojalá que me equivoque y vuelvan a hacer discos redondos como los de antaño.

7’5/10

  1. “Controlled Opposition”
  2. “The Neoliberal Anthem”
  3. “1915”
  4. “This Is The New Sound”
  5. “Bullshit Opportunities”
  6. “The Ranks of The Masses Rising”
  7. “Turn a Blind Eye”
  8. “Broken Bones”
  9. “I Don’t Wanna”
  10. “Nothing Recedes Like Progress”
  11. “Resist”
  12. “The Ghosts of Alexandria”

*actualización 10 de marzo: ¡ya hay videoclip!

Imagen de previsualización de YouTube

acera de jordiafi

ha escrito 65 posts.


Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*