Sitges 2011: Noves visions, selección exquisita

Continuando con su consolidación dentro del line-up habitual del Festival, esta sección se presenta este año como un espacio dedicado a propuestas más innovadoras y transgresoras, apostando por la presencia de grandes autores ya consagrados, como de nuevos valores, e incluso siendo reseñable la presencia de trabajos realizados por mujeres.

La selección, pues, se reparte en cuatro divisiones de las que aquí tenéis un avance:

– Ficció: En esta sección, se combinan grandes nombres del cine contemporáneo como autores jóvenes de recorrido festivalero y buena trayectoria en éstos.

En ella, se contará con nombres de diversos autores de distinta índole como el laureado Hong Sang-soo (con The Day He Arrives, un juego de metalenguaje), el bizarro y underground Shinya Tsukamoto (que nos traerá con Kotoko otra historia del horror más reflexivo, tras presentar el pasado año la tercera parte de la mitiquísima Tetsuo), el particular Abel Ferrara (que tras una dilatada carrera con títulos de diversa índole como Teniente corrupto o The Addiction, entre otros, nos llevará al fin del mundo en un ejercico intimista con 4:44 The last Day on Earth), la galardonada Naomi Kawase (para más señas, estrenó Genpin en el Festival de San Sebastián el pasado año, y nos traerá una meditación en clave mitológica con su Hanezu no tsuki) o la autora francesa de no menos dilatada carrera, Catherine Breillat (con su particular versión de La bella durmiente, en La belle endormie).

Hong Sang-Soo será, sin duda, uno de los más esperados

De entre los demás cineastas, cabe destacar al polifacético Shunji Iwai (cuya carrera se desenvuelve entre el drama y el romance, pero también se ha atrevido con la comedia, thriller, y ahora nos trae una cinta de terror vampírica con Vampire), al brillante Koen Mortier (cuyo debut, la magnífica Ex-drummer, dio que hablar, y ahora llega con su particular visión sobre el 11-S en 22 Mei), a la incómoda Marina de Van (que ya estrenó Ne te retourne pas la pasada edición, y ahora llega con Le petit poucet, su versión femenina de otro famoso cuento infantil), eso sin desechar la presencia de Panos Cosmatos (hijo del director de mismo apellido, al que recordarán por Cobra y Rambo II, entre otras, que debuta en la dirección con Beyond the Black Rainbow, un ejercicio de sci-fi en la tradición más setentera) o Julie Taymor (que podemos recordar por obras no poco controvertidas como Titus, y que con The Tempest realizará una adaptación de una de las obras más extrañas de Shakespeare), completando así esta sección.

Cuidado con Koen Mortier, que la puede liar

 

– No ficció: En la que podremos ser presente del auge documental que viene proyectándose en pasadas ediciones del festival (y que ha regalado joyas como Catfish)

Quizá, el mayor bombazo, sea la presencia de Kim Ki-Duk que, tras varios años lejos de las pantallas de cine, vuelve ahora Arirang, un ejercicio autoreflexivo que ya tuvo su premio en Cannes), pero ello no nos puede hacer olvidar presencias como la de James Marsh (ganador del Oscar por su Man on Wire, que presentará Project Nim, un experimento sobre la inteligencia animal) el veteranísimo Alex Gibney, acompañado de Alison Ellwood (que nos traerán Magic Trip, una reconstrucción del viaje psicodélico de Ken Kelsey y un estudio sobre la cultura del LSD) o Jon Foy (cuyo debut se llevó, ni más ni menos, que el premio como mejor director de documental en Sundance, con Resurrect Dead: The Mystery of the Toynbee Tiles). Por último, tampoco hay que olvidar la presencia de los trabajos de Philip Cox (con su The Bengali Detective, a caballo entre el documental social y la comedia, donde explora la compleja sociedad de la India actual) o Ian Palmer (y su Knuckle, un impresionante documental sobre boxeo callejero).

Tras varios años en blanco, Kim Ki-Duk vuelve

 

– Discovery: Una selección de títulos donde encontramos desde cine independiente hasta cine experimental, en el que se indaga en las posibilidades del fantástico.

Donde podremos contar con propuestas de diversa índole, desde el segundo y arriesgadísimo trabajo de Pat Tremblay (con Hellacious Acres: The Case of John Glass, un film sin diálogo donde se juega con texturas e imágenes, con el apocalípsis como temática, en la línea del Festival), la curiosa intervención de Young-doo Oh (que con Invasion of the Alien Bikini, deleitará a más de uno con una comedia de aires pop y superhéroes) o el experimento de Ricard Gras (Vlogger, cuyo estreno mundial será en Sitges, que traduce en trama de ficción la mezcla de material de la red y ficción genérica).

Ojo con Hellacious Acres: The Case of John Glass, que puede ser uno de los tapados de este Sitges 2011

 

– Dark ficció: Última y no menos importante, esta selección de propuestas dirigida a autores con vocación de culto.

Podremos encontrar desde un film en el que participan Shinya Tsukamoto o Hirokazu Koreeda, junto con dos directores más del panorama oriental: Msayuki Ochiai, Lee Sang-Il (en un film entorno a leyendas tradicionales de terror, Kaidan Horror Classics), otro de dos autores neerlandeses: Victor Nieuwenhuijs y Maartje Seyferth (que contarán las fantasias eróticas de un carnicero en un film –Meat– que nos remite a Lynch o Greenaway y juega con las texturas) o Shinji Imaoka (con Onna no kappa, -y copio literalmente, porque no tiene desperdicio- una indescriptible mezcla de pink eiga y musical protagonizado por una criatura mítica nipona. Con fotografía de Christopher Doyle.).

Habrá que tener en cuenta a Tsukamoto, que presentará hasta dos trabajos esta edición

acera de Grandine

Rubén Collazos ha escrito 87 posts.


Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*