My Soul to Take (Almas condenadas)

Los dos últimos años se presentaban de modo extraño tras el fiasco que supuso Cursed (La maldición), y es que retomar el filón de su segunda más celebre y semi-agotada saga (Scream) y volver por los fueros de lo que parecía ser un intento por resucitar aquella otra vertiente (iniciada con Pesadilla en Elm Street) que tan buenos resultados le dio allá por los 80, reciclando algunas ideas que allí se desarrollaban (jóvenes siendo mutilados por un ente paranormal, intrilingüis por saber en que orden irán cayendo las víctimas, etc) y componiendo uno de esos slashers que tanto se estilaban hace un par de décadas, y que ahora se reconstruyen mediante remakes de cintas míticas, todo ello condensado en su penúltimo trabajo (Scream 4 es un año posterior), My Soul to Taken AKA Almas condenadas. Seguir leyendo…