DROPKICK MURPHYS – Going out in Style

Dropkick son y siempre han sido (al menos desde que los conocí siendo adolescente) una de mis bandas favoritas. Ya de por sí son una gran banda de hardcore punk, pero encima las gaitas celtas, acordeones, banjos, etc, y en general el aire folclórico de las canciones les hace muy muy especiales. Ahí quedan para la posteridad temazos como Barroom Hero, The Gauntlet, Curse of a Fallen Soul, o Skinhead on the MBTA.

 

Aún así, en este país, como viene siendo normal con las bandas de rock que sean de fuera, siempre han sido venerados por una minoría. Hasta que llegó Scorsese. En la famosa película de El Infiltrado, que resultó ganadora de los Oscars en el 2007, la banda sonora principal consistía en el tema “I’m Shipping up to Boston”, que los llevó a un estado de relativa fama y reconocimiento en el mainstream.

Supongo que debido a eso, han puesto un especial esmero en la composición de este álbum, que después de 15 años de carrera resulta probablemente, el más entretenido y variado de escuchar, aunque hayan dejado un poco de lado su vena más hardcore.

Por un lado, están las canciones festivas, cañeras y con gaitas sobresalientes. Caso de Hang’em high, Memorial Day, Climbing a chair to bed, o la magnífica Going out in style, elegida como primer single del disco, y que cuenta con las participaciones de Fat Mike de NOFX y Chris Cheney de The Living End entre otros.

En Cruel, Broken hymns y 1953 bajan un poco las revoluciones, pero no sé como se lo hacen Dropkick que hasta las canciones más lentas parecen hechas para corear en un bar agitando una cerveza.

Por otro lado, se merece una mención especial Take em down. Lo mío con este tema es un problema, es empezar a sonar la música y en mi cabeza aparece Doc Emmet Brown bailando en el oeste, tendrá el mismo ritmo no sé. En cualquier caso es un buen tema con un contrapunto muy original que se sale del esquema compositivo de Dropkick pero sin perder su vena folclórica.

Luego, ya en la recta final está la más rockera Peg o’my heart en que destaca la colaboración a las voces de Bruce Springsteen (que probablemente si hubieran querido venderse sólo la habrían tenido que lanzar como single).

El disco finaliza con The irish rover, que es su habitual versión de una canción tradicional, como ya hicieran con Johnny hardly knew ya,  The wild rover, o Finnegan’s wake entre otras.

Espero que por muchos años podamos seguir gritando aquello de “Let’s go Murphys!”

Nota: 8,5/10

Tracklist:

1. Hang ‘Em High
2. Going Out In Style
3. The Hardest Mile
4. Cruel
5. Memorial Day
6. Climbing A Chair To Bed
7. Broken Hymns
8. Deeds Not Words
9. Take ‘Em Down
10. Sunday Hardcore Matinee
11. 1953
12. Peg O’ My Heart
13. The Irish Rover

Imagen de previsualización de YouTube

acera de jordiafi

ha escrito 65 posts.


Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*