A CONTRA BLUES – II

¿Quiénes son A Contra Blues? os preguntareis. Es normal, pues no son muy conocidos. Es la cruz de tocar un estilo que poco tiene de moderno y que difícilmente podréis oír por la radio, pero cuando uno disfruta con lo que hace la fama queda a un lado, y estos chicos, se nota que se lo pasan bien, no hay más que verlos encima de un escenario.

Como información general debéis saber que A Contra Blues son un grupo de Barcelona, que parten lógicamente del blues, pero tienen muchos aspectos que los convierten en un grupo mucho más especial, empezando por los jugueteos con el country, la voz nasal del cantante más típica del soul, los geniales solos combinados de los dos guitarristas, ese enorme contrabajo, y la batería -(suspiro)- esa Nuria que juguetea con su gran variedad de baquetas dándole un estilo muchas veces jazzístico y que nos tiene robado el corazón.

Primero debo decir que los descubrí gracias a mi tío, que también es cantante y guitarrista del blues, el cual asegura que los conoció hace muchos años en una calçotada cuando aún no sabían si dedicarse a esto y él después de escucharlos tocar les aseguró que tenían muchísimo futuro en el mundo del blues, y vaya si lo tenían, han ganado todos los festivales de blues habidos y por haber.

Entrando ya en el disco, se trata del segundo de su carrera (el que por cierto compré después de un conciertazo que se pegaron en el Ganesh), y se compone de sólo ocho temas, si bien hay que decir que ninguno suena a relleno. Y ruego de antemano disculpen mi ignorancia si se me escapa de nombrar alguna versión o dato curioso que contengan los mismos (pues el cantante siempre ofrece un discurso de lo más entretenido explicando la historia de cada canción antes de tocarla).

Simplemente voy a resumir unos breves trazos de lo  que podéis encontrar en él:

El disco nos da la bienvenida con el que para mí es su mayor himno, la coreable “Shame on you”.

La segunda pieza “Hiding” es más reposada, una canción de blues con aroma a clásico.

Una original guitarra serpenteante nos introduce uno de los mejores temas “Brand new car”.

La balada del disco llega con What would I do without you? (versión de Ray Charles) que tiene unos redobles coordinados estupendos.

Por su lado, la feliciana “Paraphilic way” tiene un ritmo de lo más adictivo.

La country “Man of constant sorrow”, famosa por salir en la película O’brother de los hermanos Coen, tocada con un tempo más lento, siempre consigue levantarme una sonrisa.

La animada “Mess Around” me pareció que era la que más disfrutaban tocando en directo, al corear todos ellos ese estribillo pegadizo. Además tiene un solo muy country, y el contrabajo se hace notar con fuerza.

El disco finaliza con la acústica “Frozen streets”, que si no recuerdo mal es la que usa el cantante para empezar los conciertos para que luego se incorpore toda la banda.

Y cuando te das cuenta el disco ya ha terminado y tienes que volver a darle al play.

Ya sabéis, si tenéis oportunidad de verlos en directo, no os los podéis perder. Y si tenéis la suerte de tomaros una foto con la hermosa baterista, mucho mejor 😉

acera de jordiafi

ha escrito 64 posts.


Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*