MY CHEMICAL ROMANCE – Danger days: the true lives of the fabulous killjoys

El nuevo disco de My Chemical Romance no es malo, pero supone la primera decepción que me llevo con ellos, y es que han acabado con su ambición de convertirse cada vez en mejores músicos y han optado por satisfacer a ese sector adolescente amante de los sonidos más edulcorados.

El dilema al que me enfrento al escribir una crítica sobre este grupo es que son la banda mas amada y odiada que hay en el planeta, debido creo yo, al exagerado éxito que han tenido en todo el mundo (excluyendo por supuesto al ignorante país en que vivimos).

Pero si uno escucha objetivamente su música no puede negar que las canciones de “I brought you my bullets…” tenían pegada y prometían mucho, que “3 cheers for sweet revenge” es un discazo adictivo de principio a fin, y que “The Black Parade” supone una asimilación de bandas clásicas como Queen o Pink Floyd con mucho estilo.

Entrando ya en el disco, nos encontramos nuevamente con un disco conceptual, conducido por un curioso locutor llamado dr Death (supongo que inspirados por el enorme Songs for the deaf de Queens of the stone age), en el cual el mayor defecto que encontramos es la enorme cantidad de baladas que han metido.

El disco empieza con ese singelazo llamado “Na na na…” que podría animar el día a un muerto, un tema que por segundos hace pensar que es posible que hayan vuelto a componer un disco redondo, pero junto a las geniales Party Poison (el tema que empieza con las voces japonesas) y Vampire Money (el último tema del disco) son los únicos momentos de energía que pueden recordar a los My Chemical de antaño.

También cabe destacar los curiosos experimentos electrónicos que hay en el disco, como en la discotequera Planetary (go!) y la atmosférica SING, elegida como 2º single y cuyo video ya podeis ver por la red.

El resto de canciones que podemos encontrar, para que os hagais una idea de lo que hay en el disco, yo las dividiría en 2 grupos:

1) Las buenas canciones rockeras con guitarras curradas como Bulletproof heart, Save Yourself, o DESTROYA (lo sé, tiene una rima muy fácil). Y es que hay que reconocer que lo mejor del grupo, a parte de su carismático cantante, son las guitarras de Ray Toro.

2) Las baladas ñoñas para las fans adolescentes como The Only hope for me is you, S/C/A/R/E/C/R/O/W, Summertime y Kids from Yesterday. Que a ver, es verdad que no son baladas superlentas que corten el rollo en plan acústico, pero el hecho de que de 12 canciones reales que contiene el disco, 4 sean baladas (¡una tercera parte!) es bastante escandaloso.

En conclusión, “Danger days…” es un buen disco, que supone un pequeño bajón en su carrera, pero no hace que pierda mi fe en ellos, a ver si con el siguiente me sorprenden.

Nota: 7,5

1. Look Alive, Sunshine
2. Na Na Na (Na Na Na Na Na Na Na Na Na)
3. Bulletproof Heart
4. SING
5. Planetary (GO!)
6. The Only Hope For Me is You
7. Jet-Star and the Kobra Kid/Traffic Report
8. Party Poison
9. Save Yourself, I’ll Hold Them Back
10. S/C/A/R/E/C/R/O/W
11. Summertime
12. DESTROYA
13. The Kids From Yesterday
14. Goodnite, Dr. Death
15. Vampire Money

Imagen de previsualización de YouTube

acera de jordiafi

ha escrito 64 posts.


Marcar el Enlace permanente.

Un comentario

  1. esta fantastrico este cd ahaha los adoro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*